jueves, 8 de octubre de 2009

¿Me acompañas...?

Caminaremos en presencia del Señor,
en el país de la vida...
Para combatir la mentira en frases
presidenciales como:
"...Estamos construyendo
un círculo virtuoso y articulado
para sostener el crecimiento..." (¿?)

¡Tiempos del demonio mismo!
Años enteros con una televisión atomizada
de bajezas, erotismo asqueroso y repugnante,
por ser público, por mostrarlo a toda hora...
La pelea externa e interna (física y espiritual)
Perfiles de personajes estereotipados,
con químicas fuertes expresadas.
El soborno a rajatabla,
en todos los estratos sociales
y a cambio de
las más asquerosas transacciones.
La injusticia humana, la inseguridad alevosa,
las arbitrariedades del poder de turno,
la nula humanidad de cada acto;
desde los más altos funcionarios,
hasta el último ser arrebatado por el
el hambre, la pobreza, el ocio
y cuánto más por el paco.
¡Desgarradoras escenas!

O seguimos el camino limpio,
de LA PALABRA compartida
en cuerpo y alma, decente, honrosa
o morimos con nuestros ideales
truncos y sin esperanzas....

¡Caminaremos en presencia del Señor
en el país de la vida-VIDA!
¿Me acompañás?
¡Daaaale, vamos, el camino es seguro,
brillante,
reconfortante, fecundo!
¡Y romperemos "el círculo ¿virtuoso?...
¡qué torpes nos creen!
QUE NO SE ADELGACE NUESTRA PALABRA
EN EL SILENCIO,
QUE PODAMOS TENER VOZ PARA
NO PERMITIR MAS, TANTA BURLA!

¡Atentos!



"Todos los días el sol cruza
nuestro cielo,
para iluminar y entibiar la vida.
Si son grises tus días
es porque
has dejado de percibir
las cosas buenas..."

JORGE LUIS BORGES

"...No hay un solo día que no estemos un instante en el paraíso, porque siempre hay algo o alguien, que, con su sola presencia, aliviana la pesadumbre de vivir..."































































































































De Alfonsina...

"...Hielo y más hielo recogí en la vida.
Yo necesito un sol que me disuelva..."

Pobrecita, no reconoció el fuego
del Espíritu, que la habitó siempre,
en su raciocinio, en su fortaleza,
en su ciencia...
¡QUIÉN si no ÉL!







¡Bienvenidos!

De una canción de Baglietto, que hace magistralmente junto al incomparable Lito Vitale, llamada "Y no olvides que un día, tú fuiste sol", me encantó rescatar algunos de sus versos...son maravillosos...

"No dejes de asombrarte
ante un nuevo nacimiento de tu jardín...
no escondas ni la pena ni el dolor...
no saltes en pedazos,
no entregues tu diamante,
no permitas que se pierda tu cosecha...
¡busca la raiz!
Baja hasta tus valles
que éste es tu país,
donde están tus riendas,
tu espuma, tu verdad...
...donde naufragaste, haz crecer mil rosas..."

Lindo, como consigna de una mañana, ¿verdad?

Se ha producido un error en este gadget.