viernes, 2 de octubre de 2009

Según el Doctor Hans Rubert- Alemán .-...


Hay una época en la vida adulta de las personas, en que, por fallecimiento del ser amado, por divorcio o simplemente por soltería, quedan solos y la vida parece camino de espinas. También los hay en la juventud, claro.

Debemos despojarnos de tontos prejuicios y si la soledad lastima, animarnos a compartir la vida, una salida, una obra de teatro, una película, un crucero, una cena... con alguien que sufra igual desconsuelo o no, pero acompañe al fin.

El Doctor Hans Rubert, alemán, ha estudiado infinidad de estos casos de tanta angustia y el ochenta por ciento de esas personas enferman. No tanto las que siempre fueron solteras, pero las personas que alguna vez tuvieron pareja, tienen un llamado de atención desde su mismo organismo. Glándulas que han sido activadas por la vida de matrimonio, quedan , con su excretación, igual que una persona a la que se le quita su trabajo. Se producen serios síntomas que desarmonizan al ser y lo dejan absortos, sin saber qué determinación tomar. Trastornos de toda índole lo acosan. Y no llegan a descubrir la causa. Todo se vulnera...

Por otra parte, especialistas psicólogos, gastroenterólogos, ginecólogos confirman que la persona que es amada, tiene en actividad la generalidad del cuerpo, mientras que, los que sufren soledad, tienen falencias desde el cerebro hasta los pies. Hay una parte del ser humano que no está en marcha y es como toda pieza de un motor, ¡imprescindible! para el normal funcionamiento del resto.

Por lo tanto, que el mundo los juzgue, piensen lo que quieran, diriman, debatan...

¡LA SOLEDAD Y EL DESAMOR PROVOCAN ENFERMEDADES SERIAS . ALGUNAS VECES, DESÓRDENES ORGÁNICOS COMPLICADOS Y HASTA LA LEUCEMIA, INCLUSIVE!


"...A QUIEN LE QUEPA EL SAYO..."

2 de Octubre ¡Día de los Ángeles Custodios!



¡Buen día! en mi ciudad, una bellísima mañana de primavera.

Hoy saludamos especialmente a nuestro Ángel custodio. Mi ángel es una angelita, a la que le puse un nombre hermoso. A ella acudo a cada momento, para solicitarle que me asista.

Desde el mismo día de nuestra concepción, Dios Padre nos da un Ángel para protegernos de todo mal.

¡Nadie como él, conoce nuestras dudas, nuestras alegrías y pesares, nuestras miserias y virtudes!

Él sabe nuestros tiempos, nuestra disponibilidad. Conoce nuestra inconstancia y lo mucho que pecamos y ofendemos a Dios.

Es nuestro guía, nuestro maestro, el defensor más poderoso y el corazón más compasivo.

Amémoslo y pidamos al Padre la gracia suprema de amarlo y servirlo fielmente en esta vida y poseerlo eternamente en la gloria. Amén.-

JORGE LUIS BORGES

"...No hay un solo día que no estemos un instante en el paraíso, porque siempre hay algo o alguien, que, con su sola presencia, aliviana la pesadumbre de vivir..."































































































































De Alfonsina...

"...Hielo y más hielo recogí en la vida.
Yo necesito un sol que me disuelva..."

Pobrecita, no reconoció el fuego
del Espíritu, que la habitó siempre,
en su raciocinio, en su fortaleza,
en su ciencia...
¡QUIÉN si no ÉL!







¡Bienvenidos!

De una canción de Baglietto, que hace magistralmente junto al incomparable Lito Vitale, llamada "Y no olvides que un día, tú fuiste sol", me encantó rescatar algunos de sus versos...son maravillosos...

"No dejes de asombrarte
ante un nuevo nacimiento de tu jardín...
no escondas ni la pena ni el dolor...
no saltes en pedazos,
no entregues tu diamante,
no permitas que se pierda tu cosecha...
¡busca la raiz!
Baja hasta tus valles
que éste es tu país,
donde están tus riendas,
tu espuma, tu verdad...
...donde naufragaste, haz crecer mil rosas..."

Lindo, como consigna de una mañana, ¿verdad?

Se ha producido un error en este gadget.