domingo, 6 de enero de 2013

6 DE ENERO 2013            

EPIFANÍA DEL SEÑOR

¡Es la fiesta de la manifestación, de la revelación del Señor!
Se nos revela como DIOS CON NOSOTROS.
En aquéllos tiempos remotos, se manifestó a todos los pueblos y magos que siguieron la luz de la estrella, para verlo, conocerlo, saber que era verdad que había nacido  EL SALVADOR.
Es un encuentro PERSONAL. Es ALGUIEN QUE NOS INFUNDE CONFIANZA Y ESPERANZA.
¡No es un ENCUENTRO CUALQUIERA!
Es ALGUIEN  que nos escucha, que se IDENTIFICA COMO SER HUMANO,con los mismos sentimientos que los nuestros. POR ESO DIOS LO QUISO  "A IMAGEN Y SEMEJANZA"...
Si tuviéramos FE, sabríamos que ese JESÚS, después caminante de Emaús, eterno samaritano, se haría encontradizo con nosotros y desde cada uno de esos encuentros, brotaría espontánea y fácilmente nuestra acción de gracias; y si seguidamente hiciéramos con nuestro projimo el mismo encuentro, convertiríamos igualmente nuestra vida y cada día,  en Epifanía.
Seríamos cristos activos y presentes, comprometidos y bendecidos por JESÚS, siempre.
Cada prueba, cada obstáculo  resueltos, cada purificación sincera, son luz y epifanía.
Muchos cristianos nos guían con su luz y en su humanidad, nos muestran el camino.
Suele ocurrir ( no tanto en nuestro medio) que filósofos, ensayistas, sociólogos, periodistas, historiadores, economistas, políticos, en sus labores cotidianas cumplidas con verdadero rigor, honestidad y respeto, tiene una intuición feliz, que puede mostrarnos un cambio de actitud, un camino iluminado, como profetas que guían a sus pueblos.
¡Algunos tenemos, apreciémolos!  escuchemos su mensaje Y APRENDAMOS.
Otros, con su sangre derramada, héroes de batallas físicas y espirituales, han dejado su estela de carismas ejemplares.
No necesitamos esperar cada 6 de Enero para soñar con un cuento de reyes, fábulas o mitos...el Evangelio es quien trae el MENSAJE DE VIGENTE ACTUALIDAD CADA AÑO, CADA DÍA, CADA INSTANTE : como si fuera un diario o la televisión o internet que traen las noticias; el Evangelio nos da el mensaje sagrado, de que el símbolo de LA ESTRELLA NOS REMITE A LA LUZ VERDADERA ,QUE ILUMINA A TODO HOMBRE QUE VIVE EN ESTE MUNDO : ¡CRISTO! MISTERIO DE LA ENCARNACIÓN, que no está sólo aislado en el sagrario, en un rincón de un templo, sino en lo más profundo de cada ser humano, en el alma, presente en el fragor de la vida cotidiana, en la historia de cada hombre bautizado  o no.
A los Magos, les llamaban así porque entendían y explicaban más el por qué de cada cosa, porque eran estudiosos,  pero no hacían magia...no creemos la fábula, a ellos  LA LUZ LES TOCÓ EL ALMA Y SALIERON EN BUSCA DEL SALVADOR.
¡Esa es nuestra consigna diaria! ¡Felicidades y no mueran en el intento, el premio es grande!

JORGE LUIS BORGES

"...No hay un solo día que no estemos un instante en el paraíso, porque siempre hay algo o alguien, que, con su sola presencia, aliviana la pesadumbre de vivir..."































































































































De Alfonsina...

"...Hielo y más hielo recogí en la vida.
Yo necesito un sol que me disuelva..."

Pobrecita, no reconoció el fuego
del Espíritu, que la habitó siempre,
en su raciocinio, en su fortaleza,
en su ciencia...
¡QUIÉN si no ÉL!







¡Bienvenidos!

De una canción de Baglietto, que hace magistralmente junto al incomparable Lito Vitale, llamada "Y no olvides que un día, tú fuiste sol", me encantó rescatar algunos de sus versos...son maravillosos...

"No dejes de asombrarte
ante un nuevo nacimiento de tu jardín...
no escondas ni la pena ni el dolor...
no saltes en pedazos,
no entregues tu diamante,
no permitas que se pierda tu cosecha...
¡busca la raiz!
Baja hasta tus valles
que éste es tu país,
donde están tus riendas,
tu espuma, tu verdad...
...donde naufragaste, haz crecer mil rosas..."

Lindo, como consigna de una mañana, ¿verdad?

Se ha producido un error en este gadget.