viernes, 29 de marzo de 2013

La Lanza y EL AMOR...



La Lanzada y el Amor insospechado.
Dios nos ama a todos, pero una soberbia inesperada llevó al hombre a sospechar de su amor.
Es la historia del pecado, era y es más fácil.

En la entrega de Dios Hijo encarnado, se hace dudoso el amor insospechado:
___"...no me la quitan, DOY LA VIDA, POR USTEDDES, POR TODOS..." LUCAS 23,34

EL QUE FUE ENVIADO Y PASÓ HACIENDO EL BIEN, FUE AJUSTICIADO COMO MALHECHOR. NO GRITÓ POR ÉL, SINO POR NOSOTROS..."NO SABEN LO QUE HACEN, PERDÓNALOS PADRE..."
Ahí cuelga, ante todos, marginación y desprecio, soledad y desamparo, inerme, desnudo, inerte, humillado, abandonado...
Por el sábado judío, un romano APURA la muerte que ya tiene. Sin respeto, el soldado se ensaña. En el pecho que ya no respira, en el corazón que ya no late, apoya la lanza, la ensarta donde se le ocurre.

¡NO DUELE AL CUERPO QUE ES DESPOJO, DUELE AL ALMA VIVA, AL CORAZÓN QUE AMA A TODOS, AL AMOR ENTREGADO!

De la mansedumbre y humildad extremas, (Mt, 11,29) brota agua.
Y germina el dolor intenso y profundo en SU SANTA MADRE MARÍA, que todo "en el corazón guarda" (Lc2,51.- Mujer ahí tienes a tu HIJO JN 19,26.-

MUERTO EL CORAZÓN DE JESÚS, ¡LATE EN LOS CORAZONES QUE VIVIMOS DE SU AMOR!
Cuando el mundo mira el Corazón traspasado ve a LA IGLESIA, signo e instrumento de íntima relación con Dios Padre, y de unidad con el género humano.
En ella Tomás sale de su incredulidad.
En ella Pablo encuentra VIDA. EN ELLA TODOS CONOCEMOS NUESTRA MISIÓN.-
Muchos se hicieron apóstoles y testigos del Amor de este corazón. No podemos dejar de recordar a San Bernardo que invitaba:
__Por la herida del corazón de Cristo, entra al Arca de Noé, donde hoy la vida se refugia y se salva!
Y a San Francisco de Asís que, viendo la caridad fría, recorría Umbría gritando:
___¡EL AMOR NO ES AMADO!

¡DUELE, DUELE AL ALMA VIVA, ALMA ETERNA, DUELE.....NO SER AMADO, QUERIDO, CREÍDO...!

JORGE LUIS BORGES

"...No hay un solo día que no estemos un instante en el paraíso, porque siempre hay algo o alguien, que, con su sola presencia, aliviana la pesadumbre de vivir..."































































































































De Alfonsina...

"...Hielo y más hielo recogí en la vida.
Yo necesito un sol que me disuelva..."

Pobrecita, no reconoció el fuego
del Espíritu, que la habitó siempre,
en su raciocinio, en su fortaleza,
en su ciencia...
¡QUIÉN si no ÉL!







¡Bienvenidos!

De una canción de Baglietto, que hace magistralmente junto al incomparable Lito Vitale, llamada "Y no olvides que un día, tú fuiste sol", me encantó rescatar algunos de sus versos...son maravillosos...

"No dejes de asombrarte
ante un nuevo nacimiento de tu jardín...
no escondas ni la pena ni el dolor...
no saltes en pedazos,
no entregues tu diamante,
no permitas que se pierda tu cosecha...
¡busca la raiz!
Baja hasta tus valles
que éste es tu país,
donde están tus riendas,
tu espuma, tu verdad...
...donde naufragaste, haz crecer mil rosas..."

Lindo, como consigna de una mañana, ¿verdad?

Se ha producido un error en este gadget.