viernes, 29 de marzo de 2013

En el silencio del dolor, de la espera...

 
Uno busca el CAMINO.
En el Triduo Pascual, el silencio es más aconsejable que nunca, para descubrir ese camino, ¡LUMINOSO AL FIN!
Tres veces al día en Taizé, todo se detiene: las campanas llaman a la oración. La Biblia se lee en varias lenguas. En medio de cada oración común, el largo tiempo de silencio es un momento UNICO DE ENCUENTRO CON DIOS.
En cada rincón del mundo existen cientos de modos de orar y de reunirnos con el Creador.
 
El libro más antiguo de oración, son LOS SALMOS.
En ellos encontramos dos formas de oración: la lamentación o pedido de auxilio y el agradecimiento o alabanza.
De un modo más disimulado, la oración calla, pués una comunicación u oración apacible puede prescindir de palabras, especialmente cuando
ES CON DIOS.
"...MANTENGO MI ALMA EN PAZ Y EN SILENCIO...PON TU ESPERANZA EN EL sEÑOR, AHORA Y POR SIEMPRE..."
A veces en nuestros silencios confrontamos, discutimos frecuentemente con interlocutores que nos hieren en la vida cotidiana.
Es el reflejo de lo que nos daña y deseamos evadir.
 Pero cuando el encuentro es decididamente CON DIOS,
todo nuestro ser espiritual se siente iluminado y no nos cuesta mantenernos en paz,
casi en total serenidad,
sin reflexiones terrenas, ni palabra alguna.
HACER SILENCIO ES DEJAR ACTUAR EN MÍ, AL ESPÍRITU DEL PADRE.
HACER SILENCIO ES CONFIARLE TODAS MIS CAVILACIONES.
Y "ESE SILENCIO"
ES MÁS QUE UNAS VACACIONES SABÁTICAS, UNA PARADA EN EL CAMINO, UNA TREGUA...
CUANDO CESAN LAS PALABRAS DIOS ES ALABADO EN LA ADMIRACIÓN Y LA GRATITUD, EN EL ASOMBRO DE LA PAZ Y LA CALMA.
DIOS HABLA DE MIL MANERAS.
SU ESTILO ES FINO, DELICADO, CONVINCENTE, SEDUCTOR, TRANSFORMADOR.
¿Habla con voz grave? ¿suave? ¿ es un soplo-brisa? ¿es un trueno?
todo depende de lo que ÉL tenga para decirnos.
¿Lo dice con sus palabras?
¿o llega una amigo y me dice la frase que yo necesitaba escuchar, para tomar esa decisión?
¿tal vez leo esa respuesta que de ÉL espero en una frase de un libro, de un diario, de la televisión...?
DIOS SE EXPRESA DE MIL MODOS...
GUARDAR LOS MANDAMIENTOS: LOS DIO EN EL MONTE SINAÍ, EN MEDIO DE TERRIBLES FENÓMENOS AMBIENTALES.
 Las palabras que se dicen fuertes se hacen oir y repercuten siempre: cuando un niño cruza la calle sin mirar ¿ cómo le hablamos?
¡es que tiene que grabarlo!...¡debe ser contundente! ¡firme!
Hubo veces que Dios habló en medio de un huracán. LO HIZO CON GRITOS.
De todos modos, DIOS NO QUIERE AMEDRENTARNOS, sino ser comprendido en la magnitud de su mensaje, acogido y no olvidado.
"...En el silencio LA PALABRA es más cortante que una espada de doble filo, penetra hasta la división del alma y del espíritu".-Hebreos 4,12
Silenciosos y calmos, nuestros corazones son conquistados por el Espíritu del Padre y del Hijo, llenos de amor incondicional, de modo humilde pero cierto ¡tanto, que nos lleva a amar!
APROVECHEMOS CADA MINUTO LIBRE QUE TENGAMOS
PARA LIGARNOS AL PADRE
EN SILENCIOS FECUNDOS.
¡MUCHAS BENDICIONES Y FELIZ PASCUA DE VERDADERA RESURRECCIÓN!

Y A NOSOTROS...¿QUIÉN NOS CORRERÁ LA PIEDRA?

                                          
 
 
 ¡OH, MADRECITA!
    TE ACOMPAÑAMOS EN TANTO DOLOR.
   ¡AYÚDANOS A LLEVAR NUESTRAS CRUCES!
 
Se preguntan las mujeres que asisten al sepulcro.
¿Quién nos correrá la piedra de la tristeza?
¿Quién nos correrá la piedra de la falta de FE
¿Quién nos correrá la piedra que impide tantas muestras de ternura?
                                                        ¿Quién nos correrá la piedra
                                              de la falta de diálogo en nuestras familias?
                                                        ¿Quién nos correrá la piedra
                                                    del apuro para dar lugar al sosiego?
                                                        ¿Quién nos correrá la piedra
                          de la injusticia que deja a tanta gente tirada al borde de la vida?
                                           ¿Quién nos correrá la piedra de la impunidad
                                    que nos hace sentir exiliados en nuestra propia tierra?
                                           ¿Quién nos correrá la piedra de la inseguridad
                          que nos lleva a vivir enfrentados y temerosos entre hermanos?

"...¡NO TEMAN. USTEDES BUSCAN A JESÚS DE NAZARET, EL CRUCIFICADO?
¡HA RESUCITADO, NO ESTÁ AQUÍ...!" MC.16,3,6-7

                                                                Ernesto Giobando SJ

La piedra sepulcral abierta es signo de VIDA FUTURA CON EL RESUCITADO. Precisamente, la primera que presenció la piedra corrida fue María Magdalena; ella, Juana y otras mujeres llegaron con las fragancias y aceites  para ungir el Cuerpo del Salvador como era estilo hacer con cada persona que fallecía; ella  y otras mujeres fueron las primeras testigos de la Resurrección.
Lo que nos hace pensar que Dios confió en las mujeres como testigos fieles, se muestra cercano a ellas y desarrolla el GRAN MILAGRO en momentos que ellas estaban allí.
Para JESÚS, la mujer tiene una misión ireemplazable en la Iglesia, misión exclusiva de ellas. Les devuelve toda su dignidad; hé aquí el punto de partida para fomentar el rol de la mujer.
Hay países que han tomado muy en serio estos roles y permiten un estado social perfecto, donde la mujer trabaja, es bien asalariada y permite que el hogar, la familia no se destruya, como pasa en los países de Sudamérica. Ese es el desgarro de la familia y de la sociedad, TODO SE VULNERA.
LO SABEMOS: MADRE HAY UNA SOLA.
Una tierra bendecida como ha sido siempre Argentina, donde hay más trigo que en todo el mundo, FALTA EL PAN. Pero... lo dijo la Madre Teresa:
"...En el mundo NO FALTA PAN, SINO HOMBRES ORGANIZADOS QUE SEPAN DISTRIBUIR EL PAN EQUITATIVAMENTE..."
Obvio que no se refiere sólo al pan, sino  al alimento toal de la vida física y espiritual. A toda nutrición equilibrada, para que los niños se desarrollen en sus  potenciales dones.
¡Oremos por Argentina, por el mundo entero!







La Lanza y EL AMOR...



La Lanzada y el Amor insospechado.
Dios nos ama a todos, pero una soberbia inesperada llevó al hombre a sospechar de su amor.
Es la historia del pecado, era y es más fácil.

En la entrega de Dios Hijo encarnado, se hace dudoso el amor insospechado:
___"...no me la quitan, DOY LA VIDA, POR USTEDDES, POR TODOS..." LUCAS 23,34

EL QUE FUE ENVIADO Y PASÓ HACIENDO EL BIEN, FUE AJUSTICIADO COMO MALHECHOR. NO GRITÓ POR ÉL, SINO POR NOSOTROS..."NO SABEN LO QUE HACEN, PERDÓNALOS PADRE..."
Ahí cuelga, ante todos, marginación y desprecio, soledad y desamparo, inerme, desnudo, inerte, humillado, abandonado...
Por el sábado judío, un romano APURA la muerte que ya tiene. Sin respeto, el soldado se ensaña. En el pecho que ya no respira, en el corazón que ya no late, apoya la lanza, la ensarta donde se le ocurre.

¡NO DUELE AL CUERPO QUE ES DESPOJO, DUELE AL ALMA VIVA, AL CORAZÓN QUE AMA A TODOS, AL AMOR ENTREGADO!

De la mansedumbre y humildad extremas, (Mt, 11,29) brota agua.
Y germina el dolor intenso y profundo en SU SANTA MADRE MARÍA, que todo "en el corazón guarda" (Lc2,51.- Mujer ahí tienes a tu HIJO JN 19,26.-

MUERTO EL CORAZÓN DE JESÚS, ¡LATE EN LOS CORAZONES QUE VIVIMOS DE SU AMOR!
Cuando el mundo mira el Corazón traspasado ve a LA IGLESIA, signo e instrumento de íntima relación con Dios Padre, y de unidad con el género humano.
En ella Tomás sale de su incredulidad.
En ella Pablo encuentra VIDA. EN ELLA TODOS CONOCEMOS NUESTRA MISIÓN.-
Muchos se hicieron apóstoles y testigos del Amor de este corazón. No podemos dejar de recordar a San Bernardo que invitaba:
__Por la herida del corazón de Cristo, entra al Arca de Noé, donde hoy la vida se refugia y se salva!
Y a San Francisco de Asís que, viendo la caridad fría, recorría Umbría gritando:
___¡EL AMOR NO ES AMADO!

¡DUELE, DUELE AL ALMA VIVA, ALMA ETERNA, DUELE.....NO SER AMADO, QUERIDO, CREÍDO...!

¡PERDÓN JESÚS MÍO!

En la oración en el huerto, santa angustia, suda sangre al ver que su sacrificio iba a estar limitado por la libertad humana, que no estuvo dispuesta a dejarse convencer por SEMEJANTE TESTIMONIO DE AMOR DEL HIJO DE  DIOS.


"...La vida del ser humano se encierra entre dos gritos: el de todo recién nacido y el del momento en que expira, preguntándole al Padre ¿por qué me has abandonado?..."
A veces, durante la vida, nuestra oración también es un gemido grande, ruidoso, doliente, cuando vemos que no tenemos salida de algo irresoluto.
Es una oración que viene desde lo profundo de la angustia, oraciós siempre escuchada por el Padre y por María, madrecita amorosa.

Al morir, JESÚS, LANZA UN GRITO FINAL, QUE ES A LA VEZ, EL GRITO DE LOS ORÍGENES Y DEL NUEVO NACIMIENTO. Por lo que JESÚS LIBERA EL ESPÍRITU CONTENIDO EN ÉL, lo traspasó al corazón de todos nosotros. Su nacimiento, su vida, su muerte fueron oración continua PARA QUE NOSOTROS TAMBIÉN PPODAMOS CONVERTIR ESE GRITO EN ORACIÓN Y LOGRAR EL NUEVO NACIMIENTO A UNA VIDA PURIFICADA, MÁS SANTA, MÁS SIMPLE, MÁS HUMANA.
Por eso, si quieres orar como Cristo, no prescindas de la súplica, del llamado, del grito...partiparás así de la muerte y del nacimiento y si tu vida es ordenada piensa en el dolor y sufrimiento de tantos hermanos, piensa en ese fardo que por más que trabajen y luchen, no llegan a la dignidad de vida, porque se les niega "SER HUMANOS"

¡Que el grito de JESÚS, no deje de conmoverme jamás...que resuene en mi corazón y todo mi ser, porque ESE GRITO hace brotar en oración, los gemidos del Espíritu Santo.
ESE GRITO ES DE LA CÓLERA DEL PADRE ANTE EL RECHAZO DE LOS HOMBRES HACIA JESUS, SU HIJO, NUESTRO HERMANO Y SE CONVIERTE EN MIRADA DE MISERICORDIA Y DE PERDÓN, CUANDO NOS ENTREGAMOS EN ESTE LLANTO DE SÚPLICA PARA CONVERTIRNOS.

"¡EN PIE, LANZA UN GRITO EN LA NOCHE, CUANDO COMIENZA LA RONDA; COMO AGUA DERRAMA TU CORAZÓN ANTE EL ROSTRO DEL SEÑOR, ¡ALZA TUS MANOS! HACIA ÉL, BESALO, ABRAZALO EN TANTO DOLOR!"--Lam.2,19.
¡¡GRACIAS JESÚS POR SALVARME!!

JORGE LUIS BORGES

"...No hay un solo día que no estemos un instante en el paraíso, porque siempre hay algo o alguien, que, con su sola presencia, aliviana la pesadumbre de vivir..."































































































































De Alfonsina...

"...Hielo y más hielo recogí en la vida.
Yo necesito un sol que me disuelva..."

Pobrecita, no reconoció el fuego
del Espíritu, que la habitó siempre,
en su raciocinio, en su fortaleza,
en su ciencia...
¡QUIÉN si no ÉL!







¡Bienvenidos!

De una canción de Baglietto, que hace magistralmente junto al incomparable Lito Vitale, llamada "Y no olvides que un día, tú fuiste sol", me encantó rescatar algunos de sus versos...son maravillosos...

"No dejes de asombrarte
ante un nuevo nacimiento de tu jardín...
no escondas ni la pena ni el dolor...
no saltes en pedazos,
no entregues tu diamante,
no permitas que se pierda tu cosecha...
¡busca la raiz!
Baja hasta tus valles
que éste es tu país,
donde están tus riendas,
tu espuma, tu verdad...
...donde naufragaste, haz crecer mil rosas..."

Lindo, como consigna de una mañana, ¿verdad?

Se ha producido un error en este gadget.