sábado, 11 de julio de 2009

Memoria y olvido


Al llegar a casa la memoria aguarda.

Es callada huésped

que en mi entraña clava

su puñal de acero.

¡Y siempre reclama

que expulse de mi almaesa voz ahogada!

La tenaz porfía

que ha dañado tanto...debiera olvidarla.

Es brava la injuria para resignarse

de incauto resabio.

El clamor sufriente desde la inconciencia,

renuncia a la vida.

¡Y niega el indulto!

Suspicaz, retorno lenta a la serenidad.

En desolada espera

sólo el olvido en su desmesura,

sabe resarcirnos

de la cruel resaca y tenacidad.

Carmelita del Señor


Dulce despojo.

Cándida entrega del alma.

Profunda sima de austeridad.

Vaciedad de lo leve.

Integra esencia espiritual.

Dulcísima aquiescencia...

¡Tanta holgura halló el Señor

para ser expresado en plenitud,

que la habitó!

¡Y fue torrente, creación, fecundidad!

Ya jamás querrá mudarse.

La mano amiga

Probé los mil senderos

por aliviar mi alma herida.

El pulpo de la impotencia

abrazó mis fuerza hasta doblegarla.

Y ante lo álgido del desconcierto

entregué a Dios mi desventura.

Una paloma blanca

en el umbral de la puerta,

al regresar a casa

anunciaba SU respuesta:

"EN PAZ, HIJA, EN PAZ..."

EL, siempre está tan cerca...

Flamenco, abogado de la vida.



Abreva en el agua las ofensas

conque el orbe antiecológico lastima.

Ostenta tu hidalguía y tu defensa

y alaba al Señor tu efigie altiva.


Preserva del entorno la muralla

ante quien busca destruir tu ecosistema.

Eleva con tu imagen que avasalla

la paz que impones, como emblema.


Promueve ante el dolor,la dignidad

de la esencia verde y animal.

Defiende con ardor su humanidad

en grácil aquiescencia celestial.


Y entrega al Creador del firmamento

la elogiable recompensa del talento.


La Mona lisa del Giocondo- de Palabras del alma









¿Qué es lo que a tu alma adolece



y tan dulcemente



ofrece tu timidez,



tu mirada?



Todo artista que indaga



la argucia tan veleidable



que permanece inviolable;



y sin embargo, le embriaga,



con tu sonrisa empalaga



cuando intenta rescatarla.



Luces tan vulnerable



con la frente despejada...



y tu larga cabellera



como sereno torrente



acaricia y se regala



a tu cuello atrayente,



y al escote impertinente



que a todo hombre fascina;



pero jamás adivina



lo que Da Vinci captara



en suma actitud celosa,



de la musa codiciosa



conque el artista divaga.






¿Habrá habido



un diálogo elocuente?



¿la confesión sugerente?



¿o un cálido beso previo



conque Leonardo captara



con singular altivez



la supuesta libidinez



que ella le despertara?



¿ o es tan solo un antifaz



de personalidad casi inerte



que, sublimada,



ella ostente



en inventada fusión



y la arrobada obsesión



que, el artista en el lienzo,



logre en tácito silencio



lo que la imagen mistura?



La gubia, el pincel, la pintura,



exoneran de sus manos



un movimiento, un sentir,



o algo quieren decir



de una traviesa manera.



Desean mostrarse serenas



¡cuando se ven tan latentes!



o en actitud permanente de



¿caridad? ¿ de bonanza?



O en esa virtual circunstancia



en realidad,¿ son regueros



que juegan aventureros



y dicen ser la templanza?



Quizás sea arrogancia...



¡qué rictus tan embustero!






No quiero ser alfarero



de tan lujurioso asedio.



Prefiero obviar mi criterio



y sólo reverenciar



a Da Vinci en su magisterio;



antes que sea un improperio



lo que me antoje dudar.



¡Que otro se halague y divague!



Yo sólo quise impulsar



esa duda tan vehemente,



que por siglos y a toda gente,



¡ha llegado a alborotar!



¡¡HOLA, NIÑO QUERIDO!









¿Puedo conversar un ratito contigo?...



quiero contarte un cuento.






Había una vez...



una ciudad pequeña, habitada



por personas humildes, buenas,



trabajadoras.



La llamaban "la ciudad de las



bicicletas", porque sus calles eran



recorridas habitualmente,



por cantidad de ellas.



Tenía una plaza muy hermosa,



con variedad de árboles ostentosos



y flores de los más diversos colores.



Había parques, escuelas, iglesias



y clubes.



¡Parecía sacada de un cuento de hadas!



Los señores trabajaban en el campo,



en comercios, industrias o en



sus casas.



Las señoras se ocupaban del hogar,



de las costuras, tejidos,



mantenían los jardines floridos,



las huertas productivas, hacían los dulces,



la manteca, la crema, los panes,



muchas tortas, frutas en almíbar,



jugos de cítricos que guardaban



en botellas lacradas, licores...



Todo lo hacían con esmero y cariño.



Los niños se reunían en algún baldío,



jugaban a las bolitas, a la pelota,



hacían carreras de embolsados



o caminaban sobre zancos,



o andaban sobre patines y patinetas.



También confeccionaban ellos mismos



sus barriletes, que luego remontaban



los días de viento de otoño y primavera.



Después de las copiosas lluvias,



en las calles inundadas



botaban barquitos de papel.



Las niñas hacían de mamitas o maestras.



Jugaban con las muñecas,



atrapaban mariposas, chicharras



y bichitos de luz que guardaban en frascos para verlos a la noche.



Confeccionaban vestiditos para sus muñecas, collares y pulseras de flores



y pegaban los pétalos de malvones en sus uñas, como perfectas manicuras.



Los parques estaban siempre rebosantes de niños de todas las edades y barrios.



Padres serenos y felices tomaban mates, sentados en los bancos de las plazas.



Hoy la ciudad es distinta. Aunque sigue siendo tan bella...



Sólo los domingos y feriados uno puede gozar de ese escenario.



Las niñas ya no hacen collares y pulseras de florcitas.



Los niños ya no corren detrás de una pelota o en carrera de embolsados.



Los padres no tiene tiempo de sentarse a conversar en un banco de la plaza.



Y esto no sucede solamente en esta ciudad, sino en todas partes del planeta.



La situación económica cambió, como cambió esa vida que era tan rica de emociones. Y eso hizo que muchos niños pequeños, tengan que estar en una esquina , a pleno sol o lluvia, viento, frío, vendiendo diarios, revistas o golosinas. O mendigando alguna comida para ayudar a sus padres, porque un sueldo no alcanza para vivir.



¡ En un país tan rico y extenso como la Argentina..., es una ironía!






Pero...¿sabes?...igual eres un niño. Y sientes deseos de jugar, de andar sobre patines o correr remontando un barrilete.



Yo te convoco a olvidarte un poquitín de tus obligaciones de adulto.



A no pensar en las computadoras y juegos torpes que ves en los televisores.



Te invito a disfrutar, aunque sea por unos minutos, de tu niñez al aire libre.



A aprender que la felicidad no está en realizar un viaje lejos, ni en las cosas materiales, sino DENTRO DE TI.



A saber que esa felicidad está en la alegría, el perdón, la verdad, la libertad, la mansedumbre, el compartir; que está en la amistad con todos. Que dando AMOR, te harás rico, porque amor recibes. Que consolar, consuela, que ayudar ayuda a recorrer acompañado el mejor sendero, sin olvidar jamás que, como dijo un sabio:






"...MENTIRAN TODOS LOS HOMBRES QUE TE PROPONGAN UN IDEAL DISTINTO AL DEL PADRE DEL CIELO..."






El sol espera en las calles para entibiar almitas jugando.



El aire puro renovará tu cuerpo y formará anticuerpos, te sentirás mejor.



Las sonrisas compartidas con amigos llenarán de paz tu corazón.



Y podrás comprender, que no es necesario ser rico para ser feliz.






La ciudad de antaño, tan linda como siempre o más, seguirá cambiando para beneficio de todos; pero te pido que no te encierres entre cuatro paredes todo el día, mientras brilla el sol.






RECUÉRDALO: EN LA VIDA HAY TIEMPO PARA TODAS LAS COSAS.



POR ESO NO DESAPROVECHES ESTA HERMOSA EDAD QUE TIENES.






¡MUY FELICES DIAS DE NIÑO!









ELDA MAZZELLI
























ELLOS AÚN CREEN...




Crujen de hambruna los estómagos y la pena se padece, de tanta indigencia.

Las miradas reclaman mejor vida. Encierran dolor y resentimiento. Parecen decir:

___¿No te das cuenta...?


El trabajo arduo y hasta indigno, en el que que a veces los someten, va sellando su carne y su historia con un sólo reclamo: ¡MEJOR CALIDAD DE VIDA!

Alas negras de desaliento rozan el entorno de barrios y aldeas. Brota una sed de encaramarse a un porvenir distinto y promisorio.

¡Sed de eternidad en las habitaciones del alma!

Aunque la temeridad de lo insospechado, perturba la mente; y dudas y porfías les forman una coraza, el que entiende y sabe salvarse de tantas ironías que le proponen, se va aglutinando como perlita de una polenta que se enfría, antes

de poder comerla.

En sorprendente criterio, saben consolarse y discernir. Y en la fugacidad de un instante, sienten que la alegría rebosante de algún sueño hecho realidad, pueda cambiarles la vida. ¡Es tan maravillosa todavía su inocencia...!.Por suerte.

Emergen de una policromía extraña, pero por Gracia divina, se embriagan de apetencias que dejan en manos de Dios a sabiendas de que, en algún momento, los sorprenderá el meritorio reconocimiento de QUIEN los consuela como manantial cotidiano.

¡Ellos aún creen! ¡El Señor los bendiga!

Unica


Ni la canción más bella

ni el mar

ni las estrellas

igualan tu belleza.

Ni el corazón más puro

que pueda soñar uno

se iguala a tu pureza.

Por tanto tu simpleza.

Por eso la grandeza,

por eso mi alabanza,

por eso mi tristeza

al contemplar . tu dolor

cuando en tu dolido regazo, MADRE,

murió el REDENTOR.
P/D:Nadie pudo pintar mejor el rostro de María con Cristo. El rictus de su cara, el mentón que muestra semejante congoja, la mirada...¡la mirada! de dolor y bronca, que lo dice TODO,TODO!.-ES IN-COM-PA-RA-BLE .

El SANTISIMO EXPUESTO





DOS VELAS : DOS ALMAS




Si entras al templo


te impregna lo místico.


Respira tu alma


y el pecho se inflama.


La ELOCUENCIA TACITA


vital se derrama.


Dos velas iguales


custodian al MAXIMO.




Una, quieta, inmóvil


en su cresta ígnea,


sugiere y bien sabe


cumplir su liturgia.


Solícita exhorta


al dulce silencio;


en fina postura


y en noble respeto


la oración desnuda.




La otra,


titilante,


mece su penuria


confiesa calumnia,


expone su duda.


Confundió el camino,


llora su amargura.




UNA, toda gloria.


La OTRA, toda angustia.




¡JESUS SE CONMUEVE


CON IGUAL VEHEMENCIA!




A las dos convoca


para igual ventura.


A una la elogia,


a la otra ayuda.




¡A LAS DOS ABRAZA


CON IGUAL TERNURA!




¡No dudes, Hermano!


Mi Jesús te espera...


Nos espera a todos


compartir SU mesa.


Sabe las historias,


conoce los miedos,


EL también los tuvo.


Oye la blasfemia


y ofrece su cielo.


Calma al delirante.


Corrige al malvado


Abraza a quien mengua.


Rebaja al soberbio.


Al humilde premia.


Al maligno quita


su antifaz de bueno.


Al vicioso cambia


su suprema droga.


¡El nos llama siempre...!


y jamás lo escuchas.


¡Ni te persignaste, ayer, al pasar!


¡Vení, saludalo!


Desnudá tu alma.


Y serás salvado.


El es tu sustento.


Tu sol y tu gloria.


El es tu trabajo.


EL, NUESTRO ALIMENTO.


¡NOS ANDA BUSCANDO!


SE SIENTE TAN SOLO...


¿QUÉ ESTÁS ESPERANDO?


por favor te pido:


¡no pases de largo!


¡ESTA EXPUESTO EL MAXIMO!


Si oras un rato


te irás arrobado.


Volverás muy pronto,


¡querrás abrazarlo!


No importa quien eres.


Ni qué vela seas.


¡EL NOS AMA A TODOS!


Sólo necesita


ser acompañado,


no lo dejes solo...


no pases de largo,


nos está esperando.


¡EXTIENDE SU MANO...


¡¿PODES IGNORARLO?!






ELDA MAZZELLI.-


Concédeme, Señor...


Concédeme, Señor,

en el vacío de mi negligencia

hallar tu forma

y tu color de fuego

para no equivocar jamás mi camino.

Destino




Buscaba mi destino

¡y lo hallé en la desmesura

de tu mirada

misericordiosa!.

"EL" siempre es evidencia...



Lucía la playa su fresca desnudez.


Tan solas, ella y yo.


El mar osado


lavaba cíclicamente


nuestra pena.


La sublimaba


al cargarla


sobre su creta inquieta.


La llevaba lejos...


Me senté.


Y el devenir del agua


puso al descubierto


TU PRESENCIA.


¡Me hospedó la calma!

¡Ella, mi madre!


Fue tan íntegra su esencia

que, cada vez que la vida

le podaba afectos,

desde ella misma se nacía

para re.insertarse.

En el silencio creaba

su nuevo hábitat.

¡Y lo invadía creándose otra!

Hallaba entonces, su propio rescate.

Ola de amor



Cual faro

en la oquedad de mis tinieblas

alumbras brumosas escolleras

de mi océano interior.

Y si la ternura trepa

altiva cumbre de elocuente gloria,

en sabia demanda,

exhalando espumas

horadas mi playa

en desbordante ola de amor

Simplemente vivir


Pulpa fresca la mañana de verano,

colorida, frutal, aromada...

O tenue llovizna, sin ser avisada.

Encanto que estriba

en el misterio de la respuesta.

Fortaleza que irradia la mirada,

hervor de sangre renovada.

Y el frágil corazón valiente

que acepta el reto

en regla del decoro.

¡Sabe que en la alteridad de los instantes

bulle la vida!

sólo hay que saber admirarla.

¿Amigos ecológicos?


¿Por qué no?

Un alto en el trabajo.

Planta de reciclado de residuos.

Flores, árboles, espacio oxigenado, aire puro, regalo divino, bella armonía, cuidada y preservada como un verdadero jardín.

Luces y sombras en verde prepotente.

Vaga y ágil danza la niebla, ante la avasallante llegada del sol.Y al fin, huye.

El rocío centellea en las hojas, las embellece.

El cosmos se despereza con algarabía. Reluce orgulloso en todas sus formas, con fuerzas renovadas.

Viento sur muy frío. Busco un rincón cálido para distraer la imaginación.

En divertida rutina que no logro eludir, analizo a las personas.

¡Virtual naturaleza ecológica!

Desfilan "AMIGOS DE PAPEL", esos que aunque tiene débil presencia, entregan consejos y enseñanzas para el espíritu. Y aún, destruídos en pequeños pedacitos, su palabra es imborrable y vale más que su esencia misma, quedan por siempre en nuestro pensamiento.

Los "AMIGOS DE CARTÓN", opacos, secos, irracionales, coloreados y etiquetados para parecer mejores y ocultar formas . Se destruyen y deforman rápidamente.

Los "AMIGOS DE LATÓN", fríos, suenan como trombas, alardean con eco para disimular su gélida inercia. Duros, herméticos, encubridores, una lágrima y se oxidan.

Los "AMIGOS DE VIDRIO", esos que en su aparente dureza se rompen en mil corazones cuando no los cuidamos, cuando no los queremos, transparentes en sus actitudes, y que aunque nosotros seamos ácidos, pueden contenernos por siempre.Guardan las formas, los colores.

"LOS DE PLASTICO" son flexibles, alegran la vida con sus colores, se amoldan a nuestro gusto, nos protegen de pestes, de enfermedades. Son cálidos. Pueden contener innumerable variedad de productos. Proceden con todos de igual modo.

Y "LOS ORGÁNICOS", ¡ benditos sean!. Quizás tengan presencias o aromas poco deseables. Pero aún después de compartirlos, aprovecharlos y reducirlos, persisten fielmente en su incomparable afán de servirnos como abono fértil, en cada recodo del maravilloso jardín de la vida. Una y mil veces.¡Indefinidamente reciclables! Es un placer contar con ellos.


¿ Entre cuáles te identificas?...


Elda Mazzelli




P/D:Para todos mis amigos, que son los mejores, que son las flores preciosas que alegran la vida, hoy y siempre, mi gratitud eterna.

JORGE LUIS BORGES

"...No hay un solo día que no estemos un instante en el paraíso, porque siempre hay algo o alguien, que, con su sola presencia, aliviana la pesadumbre de vivir..."































































































































De Alfonsina...

"...Hielo y más hielo recogí en la vida.
Yo necesito un sol que me disuelva..."

Pobrecita, no reconoció el fuego
del Espíritu, que la habitó siempre,
en su raciocinio, en su fortaleza,
en su ciencia...
¡QUIÉN si no ÉL!







¡Bienvenidos!

De una canción de Baglietto, que hace magistralmente junto al incomparable Lito Vitale, llamada "Y no olvides que un día, tú fuiste sol", me encantó rescatar algunos de sus versos...son maravillosos...

"No dejes de asombrarte
ante un nuevo nacimiento de tu jardín...
no escondas ni la pena ni el dolor...
no saltes en pedazos,
no entregues tu diamante,
no permitas que se pierda tu cosecha...
¡busca la raiz!
Baja hasta tus valles
que éste es tu país,
donde están tus riendas,
tu espuma, tu verdad...
...donde naufragaste, haz crecer mil rosas..."

Lindo, como consigna de una mañana, ¿verdad?

Se ha producido un error en este gadget.