sábado, 11 de julio de 2009

ELLOS AÚN CREEN...




Crujen de hambruna los estómagos y la pena se padece, de tanta indigencia.

Las miradas reclaman mejor vida. Encierran dolor y resentimiento. Parecen decir:

___¿No te das cuenta...?


El trabajo arduo y hasta indigno, en el que que a veces los someten, va sellando su carne y su historia con un sólo reclamo: ¡MEJOR CALIDAD DE VIDA!

Alas negras de desaliento rozan el entorno de barrios y aldeas. Brota una sed de encaramarse a un porvenir distinto y promisorio.

¡Sed de eternidad en las habitaciones del alma!

Aunque la temeridad de lo insospechado, perturba la mente; y dudas y porfías les forman una coraza, el que entiende y sabe salvarse de tantas ironías que le proponen, se va aglutinando como perlita de una polenta que se enfría, antes

de poder comerla.

En sorprendente criterio, saben consolarse y discernir. Y en la fugacidad de un instante, sienten que la alegría rebosante de algún sueño hecho realidad, pueda cambiarles la vida. ¡Es tan maravillosa todavía su inocencia...!.Por suerte.

Emergen de una policromía extraña, pero por Gracia divina, se embriagan de apetencias que dejan en manos de Dios a sabiendas de que, en algún momento, los sorprenderá el meritorio reconocimiento de QUIEN los consuela como manantial cotidiano.

¡Ellos aún creen! ¡El Señor los bendiga!

No hay comentarios:

JORGE LUIS BORGES

"...No hay un solo día que no estemos un instante en el paraíso, porque siempre hay algo o alguien, que, con su sola presencia, aliviana la pesadumbre de vivir..."































































































































De Alfonsina...

"...Hielo y más hielo recogí en la vida.
Yo necesito un sol que me disuelva..."

Pobrecita, no reconoció el fuego
del Espíritu, que la habitó siempre,
en su raciocinio, en su fortaleza,
en su ciencia...
¡QUIÉN si no ÉL!







¡Bienvenidos!

De una canción de Baglietto, que hace magistralmente junto al incomparable Lito Vitale, llamada "Y no olvides que un día, tú fuiste sol", me encantó rescatar algunos de sus versos...son maravillosos...

"No dejes de asombrarte
ante un nuevo nacimiento de tu jardín...
no escondas ni la pena ni el dolor...
no saltes en pedazos,
no entregues tu diamante,
no permitas que se pierda tu cosecha...
¡busca la raiz!
Baja hasta tus valles
que éste es tu país,
donde están tus riendas,
tu espuma, tu verdad...
...donde naufragaste, haz crecer mil rosas..."

Lindo, como consigna de una mañana, ¿verdad?

Se ha producido un error en este gadget.