sábado, 12 de septiembre de 2009

La novia


Ella buscaba un coche nuevo, distinto, original.
Quería un casamiento inolvidable.
Tras mucho recorrer, el novio pidió prestado un antiquísimo pero cuidado Mercedes Benz.
Realmente era un lujo.
Le pidió al dueño si podían ir hasta la casa de la novia, para que ella decidiera. El señor aceptó.
Al llegar a la casa de María Victoria, ella salió a verlo.
Dio dos vueltas alrededor del auto, lo revisó por dentro y con cara más que indiferente replicó:
__No sé qué le ves de lindo a este coche. No tiene nada especial, para ese día tan importante de nuestras vidas, yo quiero lucirme al bajar delante de la catedral, en el día de nuestra boda.
__Este coche tan simple y nada especial, fue el que llevó a la catedral para su enlace, a la tan querida Grace Kelly. Ella lo quiso así, porque consideró que lo más importante eran los novios y el sacramento que recibirían.__respondió el dueño.

¡Huelgan las palabras...!

De Xavier Bóveda

Mientras la injusticia reine sobre la tierra
y el crimen humano agobie la conciencia.
Mientras no sea libre el hombre y haga mengua,
si eres creador,
¡rebélate, sí, rebélate!

¿Dicen que la novela debe morir?...


La novela no puede morir.

Al menos, antes de que me dé el gusto de hacerlos partícipes, de varias que he escrito. No es lo mismo escuchar o ver una novela, que leerla...

Es una elección de disposición de alma...

Es una elección de darme los tiempos, de vestirme con ropa cómoda y apoltronarme en un "rechoncho sillón"... al decir de Octavio Paz.

Es disponer una hamaca paraguaya, entre dos sauces llorones.

o una toalla en la arena tibia de inmensa playa...

¡Por favor! nada más gratificante que organizar ese deleite espiritual.

¿No creen?

Es una elección personalizada. Nos impone otro ritmo, otra mentalidad.

El buen lector, adora el entorno que elige, de acuerdo a lo que le impone su vida, su hogar, su trabajo, el sosiego que ansía después de un baño relajante.

Su bata cómoda, un par de chinelas y la luz que le apetece a sus ojos.

La vitalidad y el misterio que desenvuelve una novela, merece el clima y la serenidad del mejor banquete espiritual.

Ese dejarse estar, en la apertura del alma ávida por disfrutarlo.

Pronto les doy ese placer de la novela, está en la predisposición de ustedes, saber disfrutarla.

Vayan inventándose el placer...

Amigo, amiga...


¡Abre las puertas de tu alma!

Más allá de tus dudas, rencores,

más allá de las injusticias,

más allá de la impotencia, la burla,

el dolor, la angustia.

Más allá de la indiferencia...

Busca el cielo azul, el sol,

la actividad, el movimiento.

Busca tu esencia, tu eje y deléitate

en el sano placer de la calma.

¡Eres un beso de Dios puesto sobre el Universo!

¡Tienes derecho y deber de estar feliz!

¡Quédate entre mis páginas!

Te acompaño. Estoy para eso.

Besito.

¡Buen día!, ¡ Bendiciones a todos...!

Sábado, día primaveral, hermoso.
¿Nos unimos en una cadena de amor,
de humildad, de paz y alegría?
¡Vamos! acá estamos todos,
quítate de las sombras,
no te detengas,
caminar ya es ir adelante.
¡Tiremos LA BUENA, QUE VUELVE !
soltemos tensiones,
bajemos hombros,
enderecemos la columna.
Cambiemos esas frentecitas
arrugadas como mondongo,
dejemos de lustrarnos los zapatos
con la nariz,¡arriba la mirada!
El cielo es nuestro horizonte,
¿una sonrisa linda?
linda, dije, no esa sonrisa de cásting,
fingida no, eso es sólo mostrar los dientes,
Vamos amores, la vida es nuestra hoy,
mañana...¿? nadie sabe, arriba, con los sueños,
los proyectos, la música, lo dulce, la emoción,
confíemos en el poder de los afectos,
son SANACION SEGURA.
Soltemos nervios, aflojemos músculos,
tendones, retocemos por las calles
como recién salidos a la libertad.
Desperecémonos como los gatos,
silbemos, cantemos, bailemos.
¿un rico matecito conciliador?
¿una miradita tierna?
Como dice César Isella en
"Coplas de la libertad",
de Giribaldi y Marzioli:
"...Conozco la perfección
pero de muy raro modo:
buscando no decir nada
poder expresarlo todo..."
Un mimo, una palmadita en el hombro,
la sonrisa, la palabra justa...
¡Bendiciones a todos!

JORGE LUIS BORGES

"...No hay un solo día que no estemos un instante en el paraíso, porque siempre hay algo o alguien, que, con su sola presencia, aliviana la pesadumbre de vivir..."































































































































De Alfonsina...

"...Hielo y más hielo recogí en la vida.
Yo necesito un sol que me disuelva..."

Pobrecita, no reconoció el fuego
del Espíritu, que la habitó siempre,
en su raciocinio, en su fortaleza,
en su ciencia...
¡QUIÉN si no ÉL!







¡Bienvenidos!

De una canción de Baglietto, que hace magistralmente junto al incomparable Lito Vitale, llamada "Y no olvides que un día, tú fuiste sol", me encantó rescatar algunos de sus versos...son maravillosos...

"No dejes de asombrarte
ante un nuevo nacimiento de tu jardín...
no escondas ni la pena ni el dolor...
no saltes en pedazos,
no entregues tu diamante,
no permitas que se pierda tu cosecha...
¡busca la raiz!
Baja hasta tus valles
que éste es tu país,
donde están tus riendas,
tu espuma, tu verdad...
...donde naufragaste, haz crecer mil rosas..."

Lindo, como consigna de una mañana, ¿verdad?

Se ha producido un error en este gadget.