miércoles, 15 de julio de 2009

Oportuno

¡Allí estabas, después de tanto tiempo

sin vernos...!

Engalanabas el banco de la peatonal

deglutiendo tu lectura

como quien degusta bombones.

Era mi última oportunidad.

Sólo atiné a imitarte

y ocupé un banco cercano.

Quizás alguna calandria

te haría levantar la vista y...

¡Menos de un minuto

duró mi sueño!

Tu sombra en el piso,

delante de mis pies

me dejó sin aliento, inmóvil.

Se aceleró mi corazón.

Tomaste mi libro

que muy distraída, yo leía al revés,

y dijiste muy divertido:

_¡No vale copiar, te vi en la librería!

Solo una aclaración de mi parte...

En poemas extensos como Fiel Balance, no sé por qué al transcribirlos para esta presentación, yo los preparo, los alineo hacia uno de los costados, prolijamente y luego al añadir imágenes, el Señor Internet( ja!) me lo presenta como lo hace,
demasiado espacio entre renglones, sin alineación, etc... he dicho, la palabra final la tiene "él". No me da opción. Perdón, me gustaría más prolijo.
Elda Marina

Fiel Balance


Este poema lo escribí para un concurso, en el que solicitaban, como una de las condiciones sugeridas, sin ser obligatoria, que nos esmeráramos en incluir términos no tan comunes, para que el lector buscara significados en diccionarios. Era para el Día del Escritor y los organizadores vieron como un halago para cada escritor, el hecho de sumar términos o vocablos que enriquecieran el vocabulario tradicional. Además, los poemas debían tener como mínimo, nueve estrofas. No gané premio en ese concurso, pero lo envié a otro de Editorial" De los Cuatro vientos" y el poema fue seleccionado para integrar una Antología. Me devolvieron el alma al cuerpo, en verdad, me costó bastante trabajo hacerlo, pero es el resumen de mi vida. Y lo quiero. Aquí se los presento, ojalá hagan el ejercicio de buscar significados en el diccionario e implementen luego oraciones con ellos. Hoy, el vocabulario es tan pobre... y es tan lindo crecer...








Desde el alféizar de mi espiritual morada,




observo satisfecha los cerros afectivos;




el irremisible paso de tiempo transcurrido




resolviendo estrías, en praderas germinadas.








Marcadas mieses de abundante siembra,




perseverante destierro de aquelarres,




abrasando estepas inhóspitas y débiles




para vencer el umbral de lo infranqueable.








Con buena voluntad y con premura




sembré de optimismo la tierra pedregosa;




quité excesos de malezas y basuras




y brotaron virtudes majestuosas.








Busqué verdades en abismos de lo absurdo




y a él, arrojé magros instantes de la vida,




lo que pudo ser magma realidad de este mundo




fue suceso de lozana algarabía.








Mi corazón hizo pie en las grandezas




y en los suspiros halló mi angustia, alivio.




Busqué en mis amigos afecto, fortaleza




y vencí de un puntapié viejos presidios.








Tomé distancia de algunos logros vanos,




desplegué al aire abigarradas ilusiones;




rogué en plegarias por las cruces de mi hermano




y escuché de agradecidos labios, emociones.








De profundos huecos que esquilmaron mis mañanas




emergieron sopores de esperanza.




Huyó la angustia en ciclópea caravana




y elevaron al cielo, mis labios, alabanzas.








Dobló mi pena en la torva esquina




y resucitó mi fe, en cíclica quimera,




para fertilizar en el cofre de mi media vida




la promesa de nuevas soñadas primaveras.








¡Es Jesús quien bendice mi camino!




Y lo muestra cada día más atrayente.




Sólo EL ameniza mi destino




con mirada tutelar e indulgente.








Acrecienta mi siembra en la campaña




que recorro por la vida, con paciencia.




Es sólo EL quien siempre me acompaña




para lograr al fin, mis apetencias.








Por eso es mi senda iluminada.




Por eso en mis palabras la afluencia.




Sólo a su lado florece la alborada




con mágica y lógica opulencia.

¡Hamlet!


¡THIS IS THE QUESTIONS!


La vida se juega cada día su única carta.


Se resume solamente en :"SER O NO SER..."

¡Se puede!


Entre tu espacio

y el mío,

el pensamiento nos une.

Entre tu sueño y el mío

se forja la esperanza.

¡Entre mi mano y la tuya

florecen las realizaciones!

Don del Cielo



La inspiración del poeta

es como el relámpago

que antecede al rayo.

Se ilumina,

estremece

y deja su impacto impeliendo al alma.

Trasbordo

Es ésta, una más de las estaciones de trasbordo,

en el camino procesal de la vida.

Y del amor.

A veces, tan herida queda el alma,

que ni fuerzas sobran

para abrodar el próximo viaje.

Y no se distingue

si allí temina o comienza lo mejor.

Me gusta, por eso,

dejarme disolver en el fluir

del proyecto divino.

Tomar distancia de demandas y exigencias.

Como estoy segura del poder curativo del AMOR

me supero en lo que creo insuperable

y elijo otro modo de transitar la vida.

¡Para que trascienda lo trascendente!

y poder sublimarme como normal "ser humano"

en la conexión sensible con QUIEN TODO LO PUEDE,

lo sabe y lo enaltece.

Fascinada...


Se dice en zumbidos el viento.

Acerca vida nueva.

La lluvia posa besos en mi mejilla.

Camino apacible.

Disfruto.

Como heroína de leyendas

guardo en mis alforjas

un pretérito feliz.

Crece el alma en recuerdos.

"Un claror celeste de la tarde

ilumina todo...",

al decir de Gabo.

Y promete espléndido amanecer.

Camino bajo la llovizna

y en gratitud divina

me empapo de fascinación.

A Mario Puertas, mi Maestro de Yoga.

Su ciencia no era ciencia,

¡era su vida misma!

Delgadez, hirsuta barba.

Aire de respetabilidad.

Candela errática

en ceremonial entrega.

Chillido gutural de confeso ayuno.

Presencia complaciente,

de vivaz encanto, sonrisa perenne.

¡Iluminó nuestras vidas!

El silencio infranqueable

meció virtudes

que desbordaban en sendas de luz.

Habrá de marcarnos

en recuerdo eterno.

¡PAZ... Y GRACIAS, MAESTRO!

Ritmo de otoño de Federico G.Lorca


"...Dichosos los que nacen mariposas

o tienen luz de luna en su vestido..."


de Ritmo de Otoño de Federico G.Lorca



Y ella danzaba bajo

el tembloroso fragor

de las velas,

en el secreto afán de persuadirlo

y arrobarlo.

Un largo traje de seda,

fruto de austeridades barrocas,

en la simplicidad de un capullo;

y con mantilla

que rozaba los flecos

con sus tobillos,

lograban que luciera

en plenitud de sol,

cautivante, bellísima,única.

¡Como nunca,

Federico la imaginó suya!

Se abismó en el sueño estremecido

de abrazar esa cintura estilizada,

al compás de la música.

Sillones, moquette, paredes,

cumplían en muda actitud,

la dulcedumbre del idilio

y acompañaban desde su nada

a sumar escenario para la mariposa.

Doce campanadas del reloj antiguo

despertaron a Federico

en el mismo instante

que ella desaparecía.

Transplante de amor


En latente angustia

por el aire mismo recibimos

el grito esperado:

__¡Llegó el corazón!

Ella estaba ojerosa,escuálida,

como suspiro en pena.

Vibró la bendición

en la palabra esperada

y un brocal de paz

abrazó su alma.

El transplante transformó su negra vida

en VIDA luminosa y feliz.

La sangre jubilosa bailó su danza

en avalancha desmedida

y el concierto hormonal

la elevó

y nació el grito estremecido:

¡GRACIAS ,DIOS MÍO!

Al Padre Ceschi


Es maravilloso, Señor,

seguir la huella diaria,

reconfortante y salvífica

de tu apóstol.

¡Imperturbable!

El abre senderos refrescantes

al alma sedienta de TÍ.

Monólogos concisos y fecundos

de un guardián siempre dispuesto

para cerrar heridas,ofrecer un consejo,

distender el agobio...

El nos invita a recorrer la vida

y a no estancarnos en agonías,

sino redimirnos con TU palabra.

Esa PALABRA que él eleva

enaltece y adapta

a todo el Universo sensible.

Aliciente que moviliza, proyecta, sublima.

Es gratuita, dádiva de Humanidad latente

prendida de Tí y de María,

que cada amanecer predispone a lo divino.

¡Señor, TU lo enviaste y lo habitas!

¡Con él nos fortaleces y alegras!

En su sonrisa está TU PAZ.

¡GRACIAS, BENDÍCELO!

Redención del Espíritu

Quiero sublimarte, dolor,

en una pira de amor ya fecundado.

Y ver cómo en tu ausencia

ya no duele el corazón

y la vida, desde el alba.

La fuente inagotable del Espíritu

es mi cayado, me rescata y no reposa.

Es yerbilla que a mi Dios ensalza,

es potencia, es luz, es pura calma

que tiene a mi alma, acostumbrada.

LUZ DE VIDA


Señor, el mundo transcurre

opalinado entre el sopor

de la humedad erótica

y la niebla de cerebros atosigados

por la crisis económica.

La cultura fue arrastrada

y se agazapa en rincones

para no ser vista.

La familia se amilana

y sufre pérdidas irreparables

por falta de seguridad.

La Iglesia tambalea

ante la fragilidad

de esas familias.

Remueven sus cimientos.

Al país nos lo roban

sin descaro.

La palabra RESPONSABILIDAD

no existe.

El todo es una Torre de Babel

que habrá de caer

en amarga implosión.

¡Aparece, Jesús!

barre el mal, abre tinieblas.

descorre el telón de la impunidad,

calma corazones,

une a las familias, protégelas,

Levanta "en tres días a tu Iglesia",

sosténnos fuertemente,

para que podamos,

entre tus brazos,

ver nuevamente el sol

de nuestra bandera

flamear libre y soberano

en una verdadera "república".

JORGE LUIS BORGES

"...No hay un solo día que no estemos un instante en el paraíso, porque siempre hay algo o alguien, que, con su sola presencia, aliviana la pesadumbre de vivir..."































































































































De Alfonsina...

"...Hielo y más hielo recogí en la vida.
Yo necesito un sol que me disuelva..."

Pobrecita, no reconoció el fuego
del Espíritu, que la habitó siempre,
en su raciocinio, en su fortaleza,
en su ciencia...
¡QUIÉN si no ÉL!







¡Bienvenidos!

De una canción de Baglietto, que hace magistralmente junto al incomparable Lito Vitale, llamada "Y no olvides que un día, tú fuiste sol", me encantó rescatar algunos de sus versos...son maravillosos...

"No dejes de asombrarte
ante un nuevo nacimiento de tu jardín...
no escondas ni la pena ni el dolor...
no saltes en pedazos,
no entregues tu diamante,
no permitas que se pierda tu cosecha...
¡busca la raiz!
Baja hasta tus valles
que éste es tu país,
donde están tus riendas,
tu espuma, tu verdad...
...donde naufragaste, haz crecer mil rosas..."

Lindo, como consigna de una mañana, ¿verdad?

Se ha producido un error en este gadget.