miércoles, 15 de julio de 2009

LUZ DE VIDA


Señor, el mundo transcurre

opalinado entre el sopor

de la humedad erótica

y la niebla de cerebros atosigados

por la crisis económica.

La cultura fue arrastrada

y se agazapa en rincones

para no ser vista.

La familia se amilana

y sufre pérdidas irreparables

por falta de seguridad.

La Iglesia tambalea

ante la fragilidad

de esas familias.

Remueven sus cimientos.

Al país nos lo roban

sin descaro.

La palabra RESPONSABILIDAD

no existe.

El todo es una Torre de Babel

que habrá de caer

en amarga implosión.

¡Aparece, Jesús!

barre el mal, abre tinieblas.

descorre el telón de la impunidad,

calma corazones,

une a las familias, protégelas,

Levanta "en tres días a tu Iglesia",

sosténnos fuertemente,

para que podamos,

entre tus brazos,

ver nuevamente el sol

de nuestra bandera

flamear libre y soberano

en una verdadera "república".

No hay comentarios:

JORGE LUIS BORGES

"...No hay un solo día que no estemos un instante en el paraíso, porque siempre hay algo o alguien, que, con su sola presencia, aliviana la pesadumbre de vivir..."































































































































De Alfonsina...

"...Hielo y más hielo recogí en la vida.
Yo necesito un sol que me disuelva..."

Pobrecita, no reconoció el fuego
del Espíritu, que la habitó siempre,
en su raciocinio, en su fortaleza,
en su ciencia...
¡QUIÉN si no ÉL!







¡Bienvenidos!

De una canción de Baglietto, que hace magistralmente junto al incomparable Lito Vitale, llamada "Y no olvides que un día, tú fuiste sol", me encantó rescatar algunos de sus versos...son maravillosos...

"No dejes de asombrarte
ante un nuevo nacimiento de tu jardín...
no escondas ni la pena ni el dolor...
no saltes en pedazos,
no entregues tu diamante,
no permitas que se pierda tu cosecha...
¡busca la raiz!
Baja hasta tus valles
que éste es tu país,
donde están tus riendas,
tu espuma, tu verdad...
...donde naufragaste, haz crecer mil rosas..."

Lindo, como consigna de una mañana, ¿verdad?

Se ha producido un error en este gadget.