viernes, 29 de marzo de 2013

En el silencio del dolor, de la espera...

 
Uno busca el CAMINO.
En el Triduo Pascual, el silencio es más aconsejable que nunca, para descubrir ese camino, ¡LUMINOSO AL FIN!
Tres veces al día en Taizé, todo se detiene: las campanas llaman a la oración. La Biblia se lee en varias lenguas. En medio de cada oración común, el largo tiempo de silencio es un momento UNICO DE ENCUENTRO CON DIOS.
En cada rincón del mundo existen cientos de modos de orar y de reunirnos con el Creador.
 
El libro más antiguo de oración, son LOS SALMOS.
En ellos encontramos dos formas de oración: la lamentación o pedido de auxilio y el agradecimiento o alabanza.
De un modo más disimulado, la oración calla, pués una comunicación u oración apacible puede prescindir de palabras, especialmente cuando
ES CON DIOS.
"...MANTENGO MI ALMA EN PAZ Y EN SILENCIO...PON TU ESPERANZA EN EL sEÑOR, AHORA Y POR SIEMPRE..."
A veces en nuestros silencios confrontamos, discutimos frecuentemente con interlocutores que nos hieren en la vida cotidiana.
Es el reflejo de lo que nos daña y deseamos evadir.
 Pero cuando el encuentro es decididamente CON DIOS,
todo nuestro ser espiritual se siente iluminado y no nos cuesta mantenernos en paz,
casi en total serenidad,
sin reflexiones terrenas, ni palabra alguna.
HACER SILENCIO ES DEJAR ACTUAR EN MÍ, AL ESPÍRITU DEL PADRE.
HACER SILENCIO ES CONFIARLE TODAS MIS CAVILACIONES.
Y "ESE SILENCIO"
ES MÁS QUE UNAS VACACIONES SABÁTICAS, UNA PARADA EN EL CAMINO, UNA TREGUA...
CUANDO CESAN LAS PALABRAS DIOS ES ALABADO EN LA ADMIRACIÓN Y LA GRATITUD, EN EL ASOMBRO DE LA PAZ Y LA CALMA.
DIOS HABLA DE MIL MANERAS.
SU ESTILO ES FINO, DELICADO, CONVINCENTE, SEDUCTOR, TRANSFORMADOR.
¿Habla con voz grave? ¿suave? ¿ es un soplo-brisa? ¿es un trueno?
todo depende de lo que ÉL tenga para decirnos.
¿Lo dice con sus palabras?
¿o llega una amigo y me dice la frase que yo necesitaba escuchar, para tomar esa decisión?
¿tal vez leo esa respuesta que de ÉL espero en una frase de un libro, de un diario, de la televisión...?
DIOS SE EXPRESA DE MIL MODOS...
GUARDAR LOS MANDAMIENTOS: LOS DIO EN EL MONTE SINAÍ, EN MEDIO DE TERRIBLES FENÓMENOS AMBIENTALES.
 Las palabras que se dicen fuertes se hacen oir y repercuten siempre: cuando un niño cruza la calle sin mirar ¿ cómo le hablamos?
¡es que tiene que grabarlo!...¡debe ser contundente! ¡firme!
Hubo veces que Dios habló en medio de un huracán. LO HIZO CON GRITOS.
De todos modos, DIOS NO QUIERE AMEDRENTARNOS, sino ser comprendido en la magnitud de su mensaje, acogido y no olvidado.
"...En el silencio LA PALABRA es más cortante que una espada de doble filo, penetra hasta la división del alma y del espíritu".-Hebreos 4,12
Silenciosos y calmos, nuestros corazones son conquistados por el Espíritu del Padre y del Hijo, llenos de amor incondicional, de modo humilde pero cierto ¡tanto, que nos lleva a amar!
APROVECHEMOS CADA MINUTO LIBRE QUE TENGAMOS
PARA LIGARNOS AL PADRE
EN SILENCIOS FECUNDOS.
¡MUCHAS BENDICIONES Y FELIZ PASCUA DE VERDADERA RESURRECCIÓN!

JORGE LUIS BORGES

"...No hay un solo día que no estemos un instante en el paraíso, porque siempre hay algo o alguien, que, con su sola presencia, aliviana la pesadumbre de vivir..."































































































































De Alfonsina...

"...Hielo y más hielo recogí en la vida.
Yo necesito un sol que me disuelva..."

Pobrecita, no reconoció el fuego
del Espíritu, que la habitó siempre,
en su raciocinio, en su fortaleza,
en su ciencia...
¡QUIÉN si no ÉL!







¡Bienvenidos!

De una canción de Baglietto, que hace magistralmente junto al incomparable Lito Vitale, llamada "Y no olvides que un día, tú fuiste sol", me encantó rescatar algunos de sus versos...son maravillosos...

"No dejes de asombrarte
ante un nuevo nacimiento de tu jardín...
no escondas ni la pena ni el dolor...
no saltes en pedazos,
no entregues tu diamante,
no permitas que se pierda tu cosecha...
¡busca la raiz!
Baja hasta tus valles
que éste es tu país,
donde están tus riendas,
tu espuma, tu verdad...
...donde naufragaste, haz crecer mil rosas..."

Lindo, como consigna de una mañana, ¿verdad?

Se ha producido un error en este gadget.