miércoles, 2 de diciembre de 2009

¡Se acerca la Navidad!


¡SE ACERCA LA NAVIDAD…!

El Adviento pone su sello
en rojo cirio encendido.
Se concentra el mundo todo,
en confianza hacia el Camino..
El tiempo de espera es dorado,
aromas de muérdago y pino,
incienso, mirra y azahares
anuncian días divinos.

Hay memoria de arcilla sabia
en las manos de artesanas
para emular EL MILAGRO
en cada rincón de la casa.
El proyecto del Padre Bueno
toda la calle engalana…
“…Yo les traeré la PAZ…”___dijo
Paz que libera y salva.
Paz: surco y cosecha.
Paz, semilla y fruto:
¡Buena Nueva Cristiana!
Palabra que a nadie defrauda.
Signo de vida CENTRADA.

Bulle la sangre en la espera.
¡Hay ansiedad de llegada!.
María camina lenta,
sus piernas están pesadas.
Vive tejiendo otra manta.
Piensa en la Cuna de ramas...
Su vientre ya se prepara
para expulsar el MISTERIO,
hecho desde su entraña.
Cándida, pura, preciosa,
Madre del Amor Hermoso
posa su mano en ternura,
¡íntimamente LO llama…!
Manos cual la mejor cuna
para “la LUZ de la GRACIA”.
Va y viene con cuidado.
Con respeto dulce, calma.

Sabe que se irán prendiendo
los otros cirios…¡ y el alma!
En la certeza del Padre
que tácitamente nos ama.
Junto a José en su morada,
en pura entrega solidaria,
enseñan al mundo entero,
a toda criatura humana,
lo que es formar un hogar
basado en esperanzas.
Apostando a la oración,
al encuentro, entre hermanos,
plasmando una cultura nueva,
amando y siendo amados.
Haciendo de la misión
un estilo cotidiano.

María, ¡Madre Amor!
carga honrada su cansancio.
José Padre, silente, fiel,
trae LUZ en la mirada.
Piensan…y buscan lugar
para que el Buen Niño nazca.

Juntos, ¡ son EVANGELIO!
¡hasta en sandalias gastadas!
Nos muestran su “ser ofrenda”
con serenidad del alma.
¡Alumbran la nueva jornada!
¡sonrientes, baten sus palmas!

¡María camina lenta,
Sus piernas están cansadas!
Madre del “Amor Hermoso”…
¡íntimamente LO llama!

Y en oscura madrugada
El MISTERIO de ESA MADRE
en Humanidad sagrada,
será bálsamo bendito
que para el mundo derrame.
¡Elocuencia de Dios!
Luz para todas las almas.
Esperanza nueva, germen,
Alegría engendrada.

¡Prendamos también nuestras luces!
Elevemos la mirada
en salmos y en alabanza.
¡Nos justifica la GRACIA!

La Iglesia se siente tocada
y con FE, vibra y canta.
Cruzaremos el umbral
de las miserias humanas.
Y en apostólica misión
por el Padre encomendada,
nuestra naturaleza herida
se tornará en templanza,
para alentar la venida
de la “Vocecita calma”.

¡Llega el defensor del débil!
viene a iluminar LA PALABRA!
¡Prendamos también nuestras luces…
Dejemos abierta el alma!

Avanza la caravana,
altiva está la mirada.
Espera ver en el cielo
la estrella más codiciada.

En las manos, velas rojas
Que van tornándose “llamas”
Y en los labios el anuncio:
¡VIENE EL NIÑO,
trae la paz anunciada!


Desde mi alma, para toda alma anestesiada que,
abandona el fragor de esta tierra, para re.vivir “LA LLEGADA”.

¡FELICIDADES A TODOS!

Elda Mazzelli

No hay comentarios:

JORGE LUIS BORGES

"...No hay un solo día que no estemos un instante en el paraíso, porque siempre hay algo o alguien, que, con su sola presencia, aliviana la pesadumbre de vivir..."































































































































De Alfonsina...

"...Hielo y más hielo recogí en la vida.
Yo necesito un sol que me disuelva..."

Pobrecita, no reconoció el fuego
del Espíritu, que la habitó siempre,
en su raciocinio, en su fortaleza,
en su ciencia...
¡QUIÉN si no ÉL!







¡Bienvenidos!

De una canción de Baglietto, que hace magistralmente junto al incomparable Lito Vitale, llamada "Y no olvides que un día, tú fuiste sol", me encantó rescatar algunos de sus versos...son maravillosos...

"No dejes de asombrarte
ante un nuevo nacimiento de tu jardín...
no escondas ni la pena ni el dolor...
no saltes en pedazos,
no entregues tu diamante,
no permitas que se pierda tu cosecha...
¡busca la raiz!
Baja hasta tus valles
que éste es tu país,
donde están tus riendas,
tu espuma, tu verdad...
...donde naufragaste, haz crecer mil rosas..."

Lindo, como consigna de una mañana, ¿verdad?

Se ha producido un error en este gadget.