jueves, 28 de febrero de 2013

LA PENITENCIA, 3° domingo de Cuaresma




MOISÉS QUERÍA ORGANIZAR A SU PUEBLO: ISRAEL.- ESTE PASAJE : EXODO 3, 1-8 13-15
tal vez sea uno de los más importantes del  A.Testam
Cuando se nombra al "Ángel de Yahvéh, no es un ángel creado, distinto de Dios sino que es el mismísimo Dios
(Cf.Gen.23, 11; Ex3, 2.-14, 19.- 23, 20--Por lo tanto se refiere a un encuentro VERDADDERO CON EL MISMO DIOS, que inicia la historia de Israel.
 Esto se da en la primera lectura de este domingo-Moisés le pregunta a Dios y Dios le responde: "YO SOY EL QUE SOY".- O sea, la fidelidad, la Verdad, la bondad de Dios a lo largo de la historia.
En la segunda lectura se hace hincapié en las lecciones de Corintios contra la idolatría. Datos que tienen plena claridad luego en el Nuevo Testamento.Dios lo revela y San Pablo lo indica en Cf.11, 9,9s ;rom 4, 23.- San Juan y la Epístola de los Hebreos lo dan claramente.
En el Evangelio el Señor invita a la Penitencia.
En la parábola de la Higuera estéril:" si no da frutos, córtala, pódala..." a lo que LA PACIENCIA DE DIOS  responde..." El Señor pide "una oportunidad más, " dale un tiempo a ver si se recupera..." " la abonaré"... DIOS HABLA EN LA COTIDIANEIDAD, EN CADA COSA, POR ÍNFIMA QUE SEA. . Lo mismo hace con nosotros: nos da la oportunidad de resolver la vida de otro modo. Con la Penitencia.
Lo vemos en el relato del Maná y el agua de la Roca= Eucaristía= paso del Mar Rojo = Bautismo...en general, realizada por todo el éxodo, prefigura la liberación del pecado por Jesucristo.
Este Evangelio podemos resumirlo en tres partes:

Moisés describe su vocación divina de salvar a Israel.
Pablo advierte el peligro de la idolatría a los Corintios
Y Jesús invita severamente a la Penitencia.

Pero esta penitencia es la conciencia lacerante del pecado. No es la penitencia del sacrificio y las prácticas penitenciales.
Es la penitencia del dolor y la oscuridad, el reconocimiento de lo que causa el pecado en sí. En nuestro ser y en la OFENSA A DIOS, POR NUESTRAS ACTITUDES.  ES LA EDUCACIÓN DEL EGO, LA HUMILDAD DEL ARREPENTIMIENTO. PERO GUIADO SÍ O SÍ A LA CONVERSIÓN. De nada vale si no hay UN CAMBIO EN NUESTRA VIDA, UN ALEJAMIENTO DEL PECADO DE SOBERBIA, DE ORGULLO, DE LA AUTOVALORACIÓN:".. yo no tengo pecados, yo siempre actúo bien; esa convicción de que sola,  puedo llenar los vacíos que deja el pecado y los desgarrrones de mi interior. Hoy, el ser humano se autovalora aún dentro de tantas miserias que carga. a MUCHOS, EL SÓLO HECHO DE "LEVANTARSE DEL BANCO DEL TEMPLO E IR HASTA EL CONFESIONARIO, YA ES HUMILLANTE, POR EL "QUÉ DIRÁN", PORQUE NO QUEREMOS RECONOCER QUE TODOS, TODOS,TODOS SOMOS PECADORES."
Creen que confesarse es un acto de debilidad de seres inferiores, de chupamedias del sacerdote, de una postura ante él, de compasión, de sentimentalismos inútiles e indignos...

La Penitencia como virtud, es la disposición humana de repulsa moral y religiosa al pecado, CONCEDIDA POR LA GRACIA DE DIOS Y LA LUZ DEL ESPÍRITU, para re. conocernos pecadores, débiles.
es la humildad adoptada por el pecador, la conciencia recta de culpa muy íntima hacia Dios, DOLIDO Y  OFENDIDO por mis actos.
ES SÍ O SÍ, EL PROPÓSITO DE ENMIENDA, EL DESEAR CON TODAS LAS FUERZAS CAMBIAR PARA BIEN Y LA CONVICCIÓN DE QUE SÓLO Y TAN SÓLO DIOS, PUEDE RE. HABILITARME  Y BENDECIR MI NUEVO CAMINO. ¡SIN CONVERSIÓN, LA PENITENCIA ES INVÁLIDA!

En el Antiguo Testamento, es frecuente la conminación de un castigo para suscitar la penitencia, se adoptaban prácticas o liturgias penitenciales; extenderse sobre cenizas; ritos o sacrificios expiatorios, confesiones colectivas y tanto más...
En  el Nuevo Testamento constituye un llamamiento a la Penitencia que inicia el Bautista y llega a su plenitud con  Jesucristo. Él, conmina al pueblo de Israel por su endurecimiento de corazón y les dice a los impenitentes que perecerán como la higuera estéril....porque sabe que EL PADRE todavía nos da la oportunidad de bajarnos de la soberbia y caer de rodillas en el confesionario, realmente arrepentidos y propuestos a no volver a caer.
La higuera es símbolo de conversión en la Biblia, da frutos dulces y energizantes.
Es SEÑAL DE FRUTOS NUEVOS Y LA DULZURA QUE SÓLO PUEDE DARNOS DIOS PADRE CON SU MISERICORDIA. Esto, siempre y cuando nuestra soberbia de autovaloración quede echada por el suelo ante la bondadosa bendición del Padre Amoroso.

JORGE LUIS BORGES

"...No hay un solo día que no estemos un instante en el paraíso, porque siempre hay algo o alguien, que, con su sola presencia, aliviana la pesadumbre de vivir..."































































































































De Alfonsina...

"...Hielo y más hielo recogí en la vida.
Yo necesito un sol que me disuelva..."

Pobrecita, no reconoció el fuego
del Espíritu, que la habitó siempre,
en su raciocinio, en su fortaleza,
en su ciencia...
¡QUIÉN si no ÉL!







¡Bienvenidos!

De una canción de Baglietto, que hace magistralmente junto al incomparable Lito Vitale, llamada "Y no olvides que un día, tú fuiste sol", me encantó rescatar algunos de sus versos...son maravillosos...

"No dejes de asombrarte
ante un nuevo nacimiento de tu jardín...
no escondas ni la pena ni el dolor...
no saltes en pedazos,
no entregues tu diamante,
no permitas que se pierda tu cosecha...
¡busca la raiz!
Baja hasta tus valles
que éste es tu país,
donde están tus riendas,
tu espuma, tu verdad...
...donde naufragaste, haz crecer mil rosas..."

Lindo, como consigna de una mañana, ¿verdad?

Se ha producido un error en este gadget.