miércoles, 24 de julio de 2013

¿SI ORAMOS JUNTOS...?

 
 
El Santo Padre Francisco, ha llegado a Brasil, para compartir las
 JORNADAS MUNDIALES DE LA JUVENTUD.
¡FUE MUY EMOCIONANTE!
Un ser íntegramente
protegido por el Espíritu del Señor.
Su personalidad tan eufórica en su apostolado,
tan creativa, tan distinta
a nosotros... tan igual a Cristo...
que SE DA PLENAMENTE,
sin pensar mal de nadie,
sin dudar sobre suexteriorización sensible
ante el mar de jóvenes que gritaban su nombre.
Lo veía por televisión y pensaba
qué tan igual a Cristo.
¿Es estar entregado en manos del Padre, su seguridad?
 
El demonio andaba nervioso,  perverso como siempre, inundando almas,
rondando entre otra muchedumbre,
 que prendía fuego en las calles, llevando pancartas
con palabras contra la Presidenta.
El deseo era ponerla en evidencia, solamente.
Pero también hubo bombas
 que desactivaron los hombres de seguridad,
en el baño de uno de los colegios donde irían luego los jóvenes.
De modo que, con mucho fervor, debemos orar por este santo
que hoy gobierna la vida espiritual del mundo entero,
¡Pido oración por él!
Una preciosa canción, que canta César Isella con mucha dulzura
y es de Silvio Rodríguez, dice:
"...La era está pariendo un corazón, no puede más, se muere de dolor
y hay que acudir corriendo
pués se cae el porvenir,
en cualquier parte del mundo, en cualquier calle..."
Por eso, permanezcamos DE PIE Y UNIDOS EN LA VIGILANCIA,
FRENTE A LA RESPONSABILIDAD DE UN PASADO QUE AMAMOS Y UN FUTURO QUE NECESITAMOS ILUMINAR,
FLORECIENDO EN LOS SENDEROS TRAZADOS POR EL CREADOR.


JORGE LUIS BORGES

"...No hay un solo día que no estemos un instante en el paraíso, porque siempre hay algo o alguien, que, con su sola presencia, aliviana la pesadumbre de vivir..."































































































































De Alfonsina...

"...Hielo y más hielo recogí en la vida.
Yo necesito un sol que me disuelva..."

Pobrecita, no reconoció el fuego
del Espíritu, que la habitó siempre,
en su raciocinio, en su fortaleza,
en su ciencia...
¡QUIÉN si no ÉL!







¡Bienvenidos!

De una canción de Baglietto, que hace magistralmente junto al incomparable Lito Vitale, llamada "Y no olvides que un día, tú fuiste sol", me encantó rescatar algunos de sus versos...son maravillosos...

"No dejes de asombrarte
ante un nuevo nacimiento de tu jardín...
no escondas ni la pena ni el dolor...
no saltes en pedazos,
no entregues tu diamante,
no permitas que se pierda tu cosecha...
¡busca la raiz!
Baja hasta tus valles
que éste es tu país,
donde están tus riendas,
tu espuma, tu verdad...
...donde naufragaste, haz crecer mil rosas..."

Lindo, como consigna de una mañana, ¿verdad?

Se ha producido un error en este gadget.